Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Mediante su cuenta oficial de Twitter, El Instituto Nacional de Migración (INM) condenó los hechos recientes de los operativos de control y verificación en el estado de Chiapas, reiterando que no tolerará actos indebidos y dará seguimiento puntual a las acciones de los agentes federales de migración y en su caso, aplicará la sanción correspondiente.

Las agresiones contra la prensa se reportaron luego de que el 30 de agosto elementos de la Guardia Nacional dispersaron en Chiapas a cientos de migrantes que habían partido de Tapachula en caravana con rumbo hacia Estados Unidos.

El periódico El Universal reportó que su corresponsal María de Jesús Peters, fue agredida este jueves por personal del (INM).

“Da coraje de que te agredan. Molesta que físicamente te estén agrediendo, que pongan la mano en la cámara y te obstaculicen. Molesta porque estamos haciendo un trabajo, y ellos están haciendo mal el suyo”, dijo Peters al medio.

La reportera detalló que estaba tomando fotos de la detención de una mujer haitiana cuando un agente comenzó a tapar su cámara, le dio la espalda y le aventó “codazos”. “Yo estaba tomando la foto cuando me aventó un manazo. Yo le dije que por qué me agredía, si estaba haciendo mi trabajo, y me dijo: ‘usted es la que no me deja hacer mi trabajo”, aclaró.

Asimismo, el periodista Pedro Gerardo López, corresponsal de TV Azteca en Chiapas, denunció que agentes de la institución lo embistieron mientras realizaba la cobertura del trato que tenían los trabajadores con migrantes.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), de 2000 a la fecha se han registrado 142 asesinatos de periodistas en México; y en el primer semestre de 2021 se identificaron 362 agresiones a personas del gremio, especialmente actos de intimidación y hostigamiento, amenazas y ataques físicos.